669 080 991

Si tienes dudas

¡Llámanos!

Inversores Conexión a Red 

Hay 25 productos.

Cuando hablamos de inversores de conexión a red, hablamos de un sistema básico conformado por paneles solares y un inversor de conexión a red. Antes de entrar en materia, debe quedar clara la base sobre la que se asienta el funcionamiento de este tipo de inversores: los paneles solares constan de una serie de módulos fotovoltaicos que se encarga...

Cuando hablamos de inversores de conexión a red, hablamos de un sistema básico conformado por paneles solares y un inversor de conexión a red. Antes de entrar en materia, debe quedar clara la base sobre la que se asienta el funcionamiento de este tipo de inversores: los paneles solares constan de una serie de módulos fotovoltaicos que se encargan de capturar la energía de tipo corriente continua (CC) procedente del sol, una vez captada, esa misma energía es transformada a energía de tipo corriente alterna (CA) por acción del inversor de conexión a red, de manera que esa misma energía es susceptible de ser vendida a la red pública. Los beneficios derivados del empleo de los inversores de conexión a red son enormes: por un lado, posibilita la obtención de jugosos beneficios económicos al tiempo que se desarrollan e incrementan la producción de energías renovables y se participa con medidas concretas en la mejora del medio ambiente.

Más información...
Mostrando 1 - 25 de 25 items
Mostrando 1 - 25 de 25 items

¿Para qué sirven y qué tipos hay?

La función de los inversores de conexión a red se concreta en modificar el voltaje de entrada de la energía de corriente continua a un voltaje simétrico de salida de energía de corriente alterna. Los parámetros relacionados con la magnitud y la frecuencia de ese voltaje serán los que el usuario o diseñador quieran. En otras palabras, es el componente básico de nuestra instalación solar que nos permitirá trocar la energía que captamos por parte del sol, agua, aire, etc, en la electricidad que precisemos para nuestros fines concretos. En cuanto a la categorización de los inversores de conexión a red, en líneas generales, se habla de dos tipos: inversores de conexión a red monofásicos e inversores de conexión a red trifásicos. También suelen catalogarse atendiendo a la potencia que posea cada uno de ellos; así, podemos encontrar inversores de 12 V, inversores de 24 V o de 48 V. Un aspecto importante que debemos tener en cuenta a la hora de adquirir un inversor de conexión a red es que, al contrario de lo que sucede con otro tipo de instalaciones solares, este sistema no dispone de baterías, de manera que no vamos a contar con esos pequeños almacenes de energía para emplearla cuando nos interese, sino que la energía capturada deberá ser empleada de forma inmediata. Es decir, este tipo de sistema solo funciona desde la salida del sol hasta el ocaso. Es por este motivo por el que el uno de los mejores usos que le podemos dar a los inversores de conexión a red es el abastecimiento de energía de grandes superficies como, por ejemplo, los huertos solares.