Llámenos ahora: 962 57 06 24 - 669 080 991

Las baterías de los paneles solares, o paneles solares fotovoltaicos, son uno de los productos más costosos de los que suelen venir incluir en los kits de las instalaciones solares. Una inversión de este tipo requiere un gran desembolso, por ello es esencial cuidar de ellas para evitar que estas puedan estropearse como consecuencia de una sobrecarga o una instalación incorrecta —la cual disminuya de manera progresiva su vida útil—. Por ello, calcular la capacidad de una batería es fundamental para que estas cumplan con su función de manera segura y para garantizar su duración con el paso del tiempo. La capacidad de una batería no es otra cosa que la cantidad máxima de energía que puede ser aprovechada en determinadas condiciones específicas. Es decir, dependiendo del consumo que utilicen los aparatos electrónicos que estén conectados a ella para funcionar. Así mismo, es importante saber que las baterías tienen un porcentaje de descarga lo cual significa que pierden su capacidad máxima de carga conforme pasa el tiempo, por el calor y por su deterioro a causa de su uso. Algo que debe de tenerse en cuenta a la hora de comprar una batería para paneles solares. A continuación, analizamos cómo calcular la capacidad de una batería —o, lo que es lo mismo, cómo calcular la autonomía de una batería— y el tiempo de descarga, así como algunas cuestiones relacionadas con la carga adecuada de las baterías y el reconocimiento de baterías estropeadas.

Cómo calcular la autonomía de una batería

Para calcular el tiempo de descarga de una batería, o cómo calcular la capacidad de una batería, es fundamental que aprendamos a detectar —en primer lugar— unas indicaciones que nos expresarán la información que necesitamos para llevar a cabo el proceso. Estas suelen estar impresas o pegadas en una etiqueta sobre la batería. Las mismas son:

  1. Tiempo de descarga: El código de tiempo aparece en forma de “C” acompañado de un número. Por lo general estos números suelen seguir la siguiente serie: C10, C20, C100, C120…
  2. Corriente de descarga: Esta suele aparecer en forma de amperio-hora “Ah” y se acompaña de la cifra que indica la cantidad de carga eléctrica.

La combinación de estos nos resulta de gran utilidad por una razón esencial. Con ellos podemos saber la cantidad de horas —C— a las que la batería nos podrá entregar la corriente de descarga específica —Ah—. Pongamos un ejemplo. Si tenemos una batería con C10 y Ah50 significaría que esta podría descargarse a una velocidad de 10 horas con una corriente de Ah 50.

Cómo calcular la capacidad de carga de una batería en función de la instalación

Ahora que ya hemos aclarado cómo calcular el tiempo de descarga de una batería, o a cómo calcular la autonomía de una batería, ya podemos pasar a analizar la fórmula para llevar a cabo el cálculo específico con el cual saber qué capacidad de carga debe tener la batería en una determinada instalación. Para conocer la capacidad de una batería debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Conocer la capacidad en amperios-hora del dispositivo que vayamos a instalar: Para ello, es esencial fijarse también en las indicaciones del dispositivo —como habremos hecho anteriormente con las indicaciones de la batería—. Supongamos que tenemos una bomba de riego que trabaja con las siguientes condiciones: 160mh durante 24 horas. Bien, en ese caso para calcular su capacidad en amperios-hora y compararla, posteriormente con la batería, será necesario que apliquemos esta fórmula: C = X · T. En este caso “X” equivale a los amperios y “T” al tiempo en hora. En el ejemplo mencionado, el resultado equivaldría a C = 0,16 · 24. Es decir, C = 3,84 Ah.
  2. Compararlo con la batería: Tendremos que elegir una batería con una capacidad superior a 3,84 Ah. Hay que tener en cuenta que no es aconsejable que las baterías se descarguen por completo si se están usando en forma de ciclo —como en el caso de las baterías de los paneles solares—, por ello resulta recomendable que la batería no extraiga más del 50% de su carga, aproximadamente. Para ello tendremos que dividir la cifra obtenida anteriormente —capacidad en amperios-hora del dispositivo— entre 0,5. La capacidad de carga de la batería tendría que ser de 7,68 Ah o superior.

Cómo saber si una batería se ha estropeado

Hay varias formas de detectar si una batería se ha estropeado. En el caso de las baterías solares lo primero que debes analizar es si el voltaje que nos proporciona la batería es el mismo que nos indica las especificaciones del producto. Para debemos emplear un aparato para medir la tensión. Otra forma de conocer el estado de la batería, en caso de que la medida anterior no nos haya presentado ninguna anomalía, es someter a la batería a un esfuerzo de descarga. Para ello, lo que debemos hacer es conectar todos los consumos posibles en la instalación solar —como la nevera, la iluminación, la bomba del agua…— y ponerlos en marcha. A continuación, tendremos que fijarnos de nuevo en el voltaje de cada uno de los vasos. Si alguno de ellos varía es posible que la batería esté dando problemas. Ojo, es normal que el voltaje sea inferior a 2 V en cada caso, ahora bien por lo general todos tendrán la misma cifra —entre 1,90 V o 1,85 V—, el problema es si hay alguno que se encuentre en márgenes superiores —en cuyo caso, nos encontraremos ante un indicador de problemas en la batería—.