Llámenos ahora: 962 57 06 24 - 669 080 991

¿Alguna vez te has preguntado cuál es la diferencia entre corriente monofásica y corriente trifásica? La corriente trifásica, o instalación de corriente trifásica, es un tipo de instalación que se utiliza en grandes complejos, como fábricas o almacenes, en las cuales se requiere una potencia muy elevada para que los equipamientos eléctricos puedan funcionar a la perfección. La corriente trifásica viene a ser un método común de generación, transmisión y distribución de energía de corriente alterna, concretamente de tres corrientes alternas simultáneas. Es decir, es una instalación con tres fases de corriente alterna que tienen una misma dirección del flujo de electrones y que llegan y regresan en intervalos regulares, como la electricidad que proviene de los enchufes de la vivienda. Esta corriente es la más utilizada por los sistemas de las redes eléctricas generales de todo el mundo —o lo que es lo mismo, por los cableados de la luz que pasan por los postes de electricidad—. Aunque, también se utiliza en el mundo de los paneles solares fotovoltaicos debido a la gran cantidad de energía que generan —dependiendo, del tipo de instalación que se realice, por supuesto—. A continuación, te explicamos con todo detalle en qué consiste la corriente trifásica, o corriente alterna trifásica, cómo se genera la corriente trifásica y cuáles son las diferencias entre corriente monofásica y trifásica, entre otras. ¡Vamos a ello!

¿Qué es la corriente trifásica?

La definición de corriente trifásica, o corriente alterna trifásica, tiene que ver con el sistema en el cual se distribuye, se produce y se consume la energía. Esta energía eléctrica está formada por tres corrientes alternas monofásicas que tienen una diferencia de fase entre ellas de 120º eléctricos —con cargas equilibradas—. Es decir, la energía trifásica es aquella que tiene 3 fases y 3 corrientes alternas. Ahora bien ¿Qué quiere decir exactamente esto? Lo que realmente ocurre con la corriente alterna trifásica es que esta está formada por 3 corrientes alternas monofásicas. Las corrientes alternas monofásicas son las que tienen una única fase y una corriente alterna de 220 a 230 voltios. Las instalaciones monofásicas tienen en su interior un total de dos o tres cables en su interior —dependiendo de cada instalación—. En el caso de tener dos únicos cables, este tipo de instalación monofásica será bipolar. Por uno circula la corriente, mientras que el otro cable es el neutro. En el caso de que tenga tres cables, la instalación recibe el nombre de tripolar. Ello quiere decir que cuenta con un total de tres cables: el de corriente, el neutro y el de toma a tierra. Una instalación trifásica tiene en su interior tres fases de instalaciones monofásicas, por lo que en su interior puede contener de 6 a 9 cables —como explicábamos, dependiendo de las instalaciones monofásicas—. Además, por cada una de las tres fases de las que se compone esta instalación circula corriente eléctrica.

¿Para qué sirve la corriente trifásica?

Un sistema de corriente trifásica intensifica la capacidad de energía que puede circular a través de ella, la que puede distribuir o la que puede generar —como en el caso de la corriente trifásica para energía solar—. El voltaje de la corriente trifásica es de 380 voltios. Este tipo de energía se utiliza para grandes fábricas, así como para motores, instalaciones de red eléctrica y paneles solares. En general se trata de un sistema de corriente alterna que se utiliza cuando los equipamientos de un lugar precisan de una elevada potencia, superior a los 14,49 kW. Como comentábamos, su instalación se realiza principalmente en comercios, naves industriales y fábricas, aunque también lo podemos encontrar en las instalaciones solares fotovoltaicas para complejos industriales. En este caso nos referiríamos a paneles fotovoltaicos de corriente trifásica para energía solar.

¿Cómo se genera la corriente trifásica?

La corriente eléctrica trifásica se genera a partir de alternadores que cuentan con tres bobinas. Estas se enrollan sobre otros tres sistemas de piezas polares que son equidistantes entre sí. Lo que se consigue con la energía trifásica es generar tres voltajes diferentes con una diferencia de fase entre cada uno de 120º. Ello se consigue al rotar el campo magnético a través de tres bobinas separadas por ángulos de 120º.

¿Qué tipo de instalación eléctrica necesito en mi casa?

Por lo general, la instalación más adecuada para una vivienda es la monofásica. Esto es así debido a que la mayoría de los aparatos eléctricos o electrodomésticos no necesitarán una potencia tan elevada como la que pueda necesitar los aparatos de una fábrica, por ejemplo. Es decir, es inferior a los 14,49 kW. De hecho, la mayoría de los electrodomésticos son monofásicos. Es posible que algunas viviendas antiguas cuenten con instalaciones trifásicas, en ese caso es recomendable que se pase a una instalación monofásica para ahorrar gastos de electricidad, entre otras.

Diferencia entre corriente monofásica y trifásica

Las diferencias entre corriente monofásica y trifásica son varias, como hemos visto en este artículo. A continuación, detallamos de manera breve y concisa cuales son las principales diferencias entre las corrientes monofásicas y las corrientes trifásicas —o corrientes trifásicas alternas—:

  • Constitución: Mientras que la instalación monofásica utiliza una corriente alterna en una sola fase, la corriente trifásica utiliza tres en diferentes fases. Ello da lugar a una diferencia de 120º eléctricos entre cada fase de corriente alterna.
  • Voltaje: El voltaje de la corriente monofásica, o de los sistemas de corriente monofásica, son más reducidos que los de la corriente trifásica. En el caso del voltaje de corriente monofásica, este suele estar entre los 220 y 230 voltios, mientras que en el caso de las instalaciones trifásicas el voltaje suele ser de 380 voltios.
  • Potencia: La potencia que precisa una corriente trifásica para que los componentes eléctricos que van conectados a ella puedan funcionar suele ser superior a los 14,49 kW, mientras que, en el caso de las instalaciones de corriente monofásica, el voltaje es mucho menor.
  • Uso: El uso de la corriente alterna trifásica está muy vinculado a grandes almacenes, fábricas, paneles solares, motores, etc. En el caso de la corriente alterna monofásica, su uso es más ideal para las viviendas o aparatos eléctricos de uso común, así como a los electrodomésticos.